octubre 30, 2019

Smart factories: las fábricas del futuro

Smart factories, las fábricas del futuro

¿Qué son las smart factories? Desde la consultora Deloitte las definen como “un salto adelante de la automatización más tradicional a un sistema totalmente conectado y flexible, que puede usar un flujo constante de datos de las operaciones conectadas y los sistemas de producción para aprender y adaptarse a las nuevas demandas”.

Para la ingeniería referente en organización industrial Sisteplant, las smart factories no deben ser ya consideradas las “fábricas del futuro” sino del presente: “Smart factory es un modelo plenamente presente en nuestras industrias que debe retornarnos resultados tangibles.”

Desarrollo de la industria 4.0

Sin embargo, la mayoría de los ingenieros encuestados en el último Barómetro Industrial del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial (COGITI) admitía que no estaba previsto implantar en sus empresas actuaciones relacionadas con el nuevo modelo de industria 4.0.

La Comisión Europea se proponía impulsar la cuarta revolución industrial con el plan “Una política industrial integrada para la era de la globalización”, lanzado en 2014 con la mirada puesta en el 2020. En España, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo admite, en las nuevas Directrices Generales de la Nueva Política Industria Española 2030, que el peso de la industria en el PIB “mantiene una brecha negativa histórica con respecto al de nuestros socios comunitarios y se encuentra significativamente por debajo del objetivo del 20% para el conjunto de la Unión Europea de la Estrategia Europa 2020”. Para afrontarlo, establece la digitalización como el primer eje de la Nueva Política Industrial, que plantea como objetivo una mayor penetración de la digitalización en el tejido industrial nacional.

Características y ventajas de las smart factories

Para Sisteplant, hoy en día existen referentes de implantación de la industria 4.0 que pueden servir como modelo para otras compañías. Deloitte resume las experiencias exitosas de smart factories con cinco características: conectada, optimizada, transparente, proactiva y ágil.

A su vez, la eficiencia de los activos, el incremento de la calidad y el paralelo descenso de los costes, así como la seguridad y la sostenibilidad de los procesos, constituirían las principales ventajas de las smart factories.

Proceso de transformación en una smart factory

Identificar la situación de partida y modelizar los procesos para medir resultados serían los primeros pasos de la transformación digital de una compañía, según Sisteplant. En un momento posterior, no es suficiente con reducir las pérdidas de valor, es necesario “activar nuevas palancas que incrementen la generación de valor”: llega la hora de aplicar herramientas machine learning. Finalmente, se trata de “embeber esa inteligencia en los propios procesos, de forma que aprendan y dispongan de funciones que les permitan la auto adaptación a las condiciones de operación de cada momento”.

Coca-Cola European Partners tiene en marcha un programa de transformación digital para aprovechar las oportunidades que supone la industria 4.0, explicaba Gonzalo Madurga, director de Logística de Coca-Cola European Partners Iberia, en la jornada Medidas para el incremento de la eficiencia en la cadena de suministro de UNO Logística. En ella describió iniciativas que ayudan a trabajar la complejidad de las operaciones e incrementan la eficiencia de los procesos, como el sistema de iluminación inteligente de la fábrica de Barcelona: implementado por la ingeniería Genia Global Energy, ha sido reconocido mejor proyecto de energía del año por la Asociación Internacional de Ingenieros Energéticos.

Etiquetado: