marzo 21, 2018

La “ruta del agua” en las plantas de Coca-Cola European Partners Iberia

Ruta del agua

Con motivo del Día Mundial del Agua, visitamos la “ruta del agua” en las plantas de Coca-Cola European Partners y conocemos con más detalle la estrategia ambiental que tiene en marcha la compañía para minimizar su impacto sobre este recurso natural y para contribuir a la conservación de ecosistemas vulnerables.

En el marco de esa estrategia ambiental, Coca-Cola ha asumido diversos compromisos de cara al año 2025 en Europa Occidental: seguir protegiendo sus fuentes de agua en la península, reducir su necesidad de este recurso natural en un 20% respecto al año 2010 y reponer a la naturaleza el 100% del agua que utiliza en la elaboración de sus bebidas.

En los últimos años, Coca-Cola European Partners Iberia ya ha logrado reducir notablemente su impacto ambiental. Entre 2010 y 2016, mejoró su eficiencia en el uso del agua un 16% y, gracias a esas mejoras, ahorró más de 4.000 millones de litros.

Para lograr esos compromisos, todas las plantas de Coca-Cola European Partners son evaluadas según los criterios de una metodología propia de Coca-Cola (Water Risk Assessment), que permite realizar una primera evaluación de su riesgo hídrico.

El ahorro en el consumo de agua ha sido posible gracias a medidas de eficiencia adoptadas por las plantas y manantiales. En 2016, estas instalaciones trabajaron fundamentalmente en ámbitos como la sustitución de la lubricación húmeda de las cintas transportadoras por lubricación seca o semiseca, la reducción del diámetro de las boquillas de los inyectores en las enjuagadoras o la instalación de contadores, entre otras medidas.

Asimismo y respecto al compromiso de reponer a la naturaleza el agua contenida en sus bebidas, en 2016 Coca-Cola logró reponer en España el 96% del volumen del agua utilizado en sus productos, gracias a diversos programas de replenish. El más reciente de ellos, la restauración de los humedales del Paraje Natural de la Desembocadura del Río Guadalhorce, emplazamiento de la planta de Málaga.

La ruta del agua en las plantas de Coca-Cola European Partners

En esta Semana del Agua, visitamos la “ruta del agua” en las plantas de Coca-Cola European Partners, desde que entra en sus fábricas a través de la red pública de agua potable, hasta que la devuelve a la naturaleza.

 

El agua que se utiliza en las plantas es tratada siguiendo rigurosos estándares de calidad, tanto la consumida para la elaboración de bebidas −que se mezcla con el jarabe en las proporciones adecuadas y se carbonata para crear la bebida deseada−, como la utilizada para el resto de servicios, tales como la limpieza de equipos o la limpieza de envases reutilizables, es decir, las botellas de vidrio procedentes de la hostelería.

Esos envases pasan por una limpieza de tres fases (prelavado, lavado y aclarado). A continuación, se realiza el proceso de embotellado de las bebidas.

En las mismas plantas se realiza el tratamiento de las aguas residuales, que, una vez tratada y dependiendo de cada entorno, es devuelta a la depuradora municipal o a la naturaleza.

Este último es el caso de la planta de Málaga, con el proyecto de Guadalhorce, o de Barcelona, con su conector biológico. El requisito es que, tras este tratamiento, el agua sea compatible con la vida acuática. Porque, de hecho, el 100% de la reposición de agua que se realiza a cauces naturales cumple con las condiciones necesarias para permitir la vida acuática.

Compromiso con el agua: el conector biológico de la planta de Barcelona

La planta de Barcelona destaca por contar con un proyecto de replenish propio, que se encuentra entre los más antiguos en la península, pues se activó en el momento de construcción de la fábrica. En concreto, se creó una laguna, que alberga especies autóctonas de fauna y flora y se alimenta del agua depurada procedente de la planta, y un conector biológico que permite el paso de animales de forma segura entre la Serralada Litoral y el río Besós a su paso por Can Fenosa, zona donde está ubicada la fábrica. En la parte más cercana al río, se construyó la laguna artificial como punto más representativo y característico del conector.

Desde 2008 la fábrica envía de media 8.000 m3 anuales de agua depurada a la laguna para mantener su volumen. La existencia de agua en la laguna durante todo el año permite la nidificación y uso de este valioso espacio por parte de múltiples especies que tienen dificultades para asentarse en una zona con abundante urbanización. Desde enero de este año, se están planificando mejoras en este proyecto, que beneficiarán el entorno del conector.

Etiquetado: