abril 15, 2019

Misión Posible: Desafío Guadalquivir, un ejemplo de conservación hidrológica y apoyo a la agricultura sostenible

Recuperacion del estuario del Guadalquivir proyecto Mision Posible de Coca-Cola y CCEP

El proyecto Misión Posible: Desafío Guadalquivir busca reducir la presión hidrográfica optimizando el riego en cultivos agrícolas de la zona y mejorar la biodiversidad en el estuario del Guadalquivir, restaurando una marisma aledaña al río. Financiado por The Coca-Cola Foundation y desarrollado con WWF, el proyecto responde al objetivo establecido en la estrategia de sostenibilidad conjunta de The Coca-Cola Company y Coca-Cola European Partners, Avanzamos, de devolver a la naturaleza el equivalente al 100% del agua contenida en sus bebidas.

Misión Posible: Desafío Guadalquivir se une a otros proyectos medioambientales desarrollados en la península. Gracias a ellos, solo el año pasado se devolvieron a la naturaleza 3.279 millones de litros de agua, el 113,5% del agua contenida en las bebidas comercializadas en España y Portugal.

Estos proyectos, desarrollados en colaboración con diversas ONG, universidades, institutos tecnológicos, organismos públicos y otros agentes expertos en la conservación del agua, suponen tres tipos de actuación: reabastecimiento de agua, recuperación y protección de cuencas hidrográficas, y ahorro de agua.

La intervención de Misión Posible: Desafío Guadalquivir se focaliza en el estuario del río. Con una longitud de 110 kilómetros entre la presa de Alcalá́ del Río y la desembocadura en Sanlúcar de Barrameda, el estuario acoge 150 especies catalogadas, algunas de ellas amenazadas. “Queremos mejorar la sostenibilidad en una de las zonas con más biodiversidad y riqueza natural de España”, afirma Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Social de Coca-Cola European Partners Iberia.

Actuaciones sobre el estuario del Guadalquivir

Para cumplir ese objetivo, el proyecto contempla diversos ejes de actuación sobre el estuario del Guadalquivir. La recuperación de la marisma de Trebujena (Cádiz) contribuye al aumento de la calidad del agua, favoreciendo el retorno de aguas limpias al río.

“Las actividades de restauración de la marisma implican un aumento en la diversidad de la flora y fauna”, indica Carmen Gómez Acebo, que explica además que junto con la recuperación de la marisma, el otro gran componente del proyecto es “la reducción del uso de agua de riego y la implementación de mejoras en las prácticas agrícolas”.

Gracias a la instalación de sensores planta-clima-suelo, que monitorizan a tiempo real la humedad en el suelo, el estado general de la planta y las condiciones meteorológicas, los agricultores pueden mejorar la eficiencia del riego.

En el marco del programa también se realizan cursos para agricultores e intercambio de buenas prácticas. En la marisma restaurada, además, se desarrollan jornadas de educación ambiental y actividades de observación de aves.

En su primer año, el proyecto Misión Posible: Desafío Guadalquivir supuso la restauración de seis hectáreas de marisma, un ahorro de 700 millones de litros de agua y una reducción del 14% en el uso de fertilizantes agrícolas.

Claves de Misión Posible: Desafío Guadalquivir

En este vídeo, Carmen Gómez-Acebo explica las claves de Misión Posible: Desafío Guadalquivir junto con Felipe Fuentelsaz, coordinador del proyecto en WWF España, José Luis Artes y Antonio García-Donas, de TEPRO Consultores Agrícolas, y Beltrán de Ceballos, consultor de Plegadis y responsable de las restauración de la marisma: