mayo 5, 2020

Protagonistas CCEP, nuevos protocolos para trabajar mejor que nunca en nuestras plantas de producción

Protagonistas-planta-Cabecera-720x649

De nuestras plantas, fábricas y almacenes parten mucho más que productos. Con cada camión viaja también una preciada carga de ilusión, compromiso y orgullo por el trabajo bien hecho. Emociones que nuestros empleados, que acuden todos los días a su puesto de trabajo para garantizar la producción, hacen que formen parte de su día a día y que dotan a nuestras bebidas de una chispa especial. Y, para que todo esto sea posible, en las plantas de Coca-Cola European Partners Iberia contamos con empleados que se encargan de tareas tan diversas e importantes como velar por la calidad de los productos producidos, su envasado y, ¡mucho más!, sin detenerse en su labor incluso en esta situación tan atípica.

¿Quieres conocer cómo hemos continuado con la producción durante el COVID-19, de forma completamente segura? Nos lo cuentan, de primera mano, los empleados que lo están haciendo posible, los Protagonistas de nuestras plantas.

Esther Pérez Crespo es una de nuestras compañeras en la planta de Quart de Poblet, de Valencia. Esta veterana del departamento de Calidad, con 17 años de experiencia como operaria de laboratorio, desempeña un trabajo muy dinámico que hace que tenga que recorrer todas las instalaciones e interactuar con responsables de línea, operadores y otros compañeros controlando todo el proceso de embotellado y realizando controles en tiempo real del producto para garantizar que cumple siempre con las más estrictas normas de higiene y seguridad alimentaria. Esta es una labor que no ha parado durante la crisis sanitaria del COVID 19. Y es que, aunque la producción ha disminuido en cuanto a volumen por causas como el cierre en sector de la Hostelería, “seguimos con el mismo ritmo de trabajo y aunque tenemos las mismas tareas, sí ha cambiado el cómo las realizamos, y creo que será algo que va a perdurar. Ahora hay que cumplir nuevas medidas de seguridad”, comenta Esther refiriéndose a la necesidad de guardar distancias de seguridad y las rotaciones de los equipos por turnos. Esta circunstancia ha hecho que los empleados tengan que adaptarse para mantener la productividad y, para Esther, “ha sido una demostración de lo responsable que es la gente cuando se tiene consciencia de lo que está pasando” .

Protagonistas-Plantas-Esther-sello

Para Salvador López, responsable de turno en el área de Jarabes también en la planta de Valencia, el trabajo tampoco se detiene, “pero siempre cumpliendo las medidas de seguridad e higiene impuestas tanto por el Gobierno como por nuestra compañía”.

Protagonistas-Plantas-Salva-sello

Entre otras medidas, desde Coca-Cola European Partners hemos optado por flexibilizar los horarios, establecer aforo limitado en espacios de trabajo, descanso y vestuarios, eliminar el fichaje mediante huella dactilar, suministrar equipos de protección individual (EPI) especiales a los empleados que lo necesiten, habilitar numerosos puestos de higiene de manos y suministrar solución hidroalcohólica al 70% a todos los trabajadores para que puedan higienizar los equipos y superficies antes y después de su uso.

En el departamento de Salvador, uno de los motores de la planta y donde comienza el proceso de producción, tienen la misión clave de recibir la materia prima, gestionar el almacenaje del concentrado y crear el jarabe, tomando muestras para microbiología e incluso realizando catas de producto y materias primas. Y, “para ello, también hay que relacionarse con numerosos compañeros y ser unos profesionales polivalentes capaces de realizar tareas muy distintas, por lo que extremar la seguridad en el día a día es fundamental”.

Esther, Salvador y muchos empleados de planta coinciden: los protocolos higiénico-sanitarios en nuestras instalaciones siempre han sido muy estrictos y, ahora, estas medidas se han estandarizado y extendido.

Ya de por sí somos muy pulcros en nuestro trabajo. Ahora, lo somos igualmente pero, además de por las exigencias de nuestro trabajo, lo hacemos por nuestra salud y por la de nuestros compañeros y consumidores. Hemos tomado una conciencia global que antes quizá habíamos perdido” comenta Esther.

Y es que, para seguir ofreciendo un nivel de servicio de más del 98%, todo ha cambiado para que nada cambie. En planta, todos comparten el entusiasmo y optimismo por salir reforzados de esta situación. “Nos va a mejorar a todos, porque habíamos perdido la consciencia de sociedad en conjunto. Ahora va todo en equipo, y esa es la parte bonita que va a quedar cuando superemos esta situación”, indica Esther. Para Salva, la clave está en la inmediatez en la implementación de las medidas de seguridad: “Hemos roto un precedente: no se sabía nada de este tipo de pandemias y estas medidas, que se irán mejorando, van a quedar como un protocolo que podrá aplicarse en caso de volverse a necesitar, de forma rápida”.

Desde el trabajo en primera línea, que han desempeñado durante el confinamiento en la planta para dar lo mejor de sí mismos, nos dejan un mensaje de ánimo. ESTAMOS AQUÍ por nuestros clientes, empleados y sociedad y, “para ofrecer el mejor producto, siempre seguiremos poniendo todo nuestro esfuerzo” como dice Salva. Para Esther, “lo importante es el respeto a los demás. ESTAMOS AQUÍ para dar la chispa de la vida, aportar la felicidad que da disfrutar de nuestros productos en la calle, con familia y amigos, pero con aún más cuidado. Tenemos ante nosotros un reto añadido, pero no vamos a trabajar con menos ganas ni con menos rendimiento. Trabajaremos mejor”.

Gracias, compañeros, por vuestra implicación. Sois los protagonistas de la historia de Coca-Cola European Partners que se está escribiendo ya desde nuestras plantas para adaptarse aún más a todos nuestros públicos.