octubre 3, 2019

Presentamos nuestra primera botella de plástico reciclado de basura marina, fabricada con PET procedente de las limpiezas de Mares Circulares

botella de plástico reciclado procedente de basuras marinas

La primera botella de Coca-Cola de plástico reciclado procedente de basura marina se ha fabricado con PET recogido en las jornadas de limpieza de costas y fondos marinos de España y Portugal en el proyecto Mares Circulares. La botella se ha presentado en Londres, durante una jornada en la que Coca-Cola y Coca-Cola European Partners han reforzado sus compromisos y anunciado nuevos objetivos en materia de envases para Europa Occidental.

Con la colaboración de Ioniqa Technologies e Indorama Ventures, se ha conseguido fabricar alrededor de 300 botellas utilizando un 25% de plástico reciclado procedente de playas y fondos marinos de España y Portugal. De las 2,1 toneladas de plástico PET recogidas en las limpiezas de Mares Circulares el año pasado, 1,3 se han procesado y reciclado para elaborar las botellas de plástico reciclado procedente de basura marina.

Las botellas son muestra de las innovadoras técnicas de reciclaje que han permitido convertir un plástico PET muy degradado en materia prima de alta calidad. La técnica de reciclaje utilizada para la fabricación de estas botellas se basa en la despolimerización, un proceso químico que permite descomponer y mejorar el plástico PET de baja calidad, eliminando sus impurezas y convirtiéndolo en plástico PET de gran valor apto para su uso alimentario. De ese modo, plásticos muy degradados, así como los que no son transparentes, pueden reciclarse y convertirse nuevamente en botellas.

botella plástico reciclado infografía

Nuevos objetivos en materia de envases sostenibles

Los envases son uno de los pilares clave de Avanzamos, la estrategia de sostenibilidad conjunta de Coca-Cola y Coca-Cola European Partners para Europa Occidental. En este plan, lanzado en 2017, se comprometen, para 2025, a recoger y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercialicen, así como a asegurar que todos sus envases sean 100% reciclables y que sus botellas de plástico contengan, al menos, un 50% de PET reciclado.

Coca-Cola y Coca-Cola European Partners han anunciado sus nuevos objetivos en materia de envases sostenibles en Europa Occidental. Entre ellos destacan:

  • Eliminar el plástico innecesario o difícil de reciclar de su porfolio, a través del aligeramiento de envases y la eliminación de embalaje secundario, como los films o las anillas agrupadoras. Esto supondrá la eliminación de más de 11.000 toneladas de plástico al año en Europa Occidental (2.600 de ellos en la división ibérica, a partir de 2020). En este sentido, uno de los proyectos que se ponen en marcha este otoño en Europa Occidental, es la sustitución del plástico que actualmente recubre los packs de latas de 200 ml o mini-can por cartón con certificado PEFC, el sistema de certificación forestal más utilizado a nivel mundial que asegura la sostenibilidad forestal. Esta medida supone la eliminación, a partir de 2020, de 1.380 toneladas de plástico en su cadena de suministro en Iberia.
  • Conseguir que todas sus botellas de plástico sean de material 50% reciclado en el año 2023, evitando con ello el uso de más de 200.000 toneladas de plástico virgen al año en Europa Occidental (20.000 en el mercado ibérico). Además, Coca-Cola en Iberia adelanta este objetivo al año 2022, tres años antes de lo previsto en la estrategia de sostenibilidad Avanzamos. Hasta la fecha se han dado pasos significativos en este sentido: la marca Honest Té ha cambiado sus envases de plástico a vidrio y, al finalizar el año, los envases de Honest Coffee contendrán un 100% de PET reciclado. En 2020, será la marca GLACEAU Smartwater la que haga la transición a plástico 100% reciclado.
  • Hacer pública la huella de carbono de todos sus envases con carácter anual, así como informar del desempeño con respecto a sus compromisos y objetivos de manera transparente.