abril 30, 2019

¿Qué es un plan de transformación digital?

Planta de Coca-Cola European Partners Iberia

La transformación digital va más allá de la mera implementación de tecnología. Según AMETIC, que representa al sector de la industria tecnológica digital en España, “no debe verse como una estrategia para generar competitividad sino como una adaptación necesaria para la supervivencia”.

En el informe Transformación digital. Visión y Propuesta, elaborado por su Comisión de Desarrollo de la Sociedad de la Información y Servicios Públicos, AMETIC explica cómo realizar un plan de transformación digital: partiendo de una definición del proyecto que se va a abordar, propone establecer la metodología y acciones para la transformación digital, así como los factores de seguimiento e indicadores precisos para medir el éxito del plan.

Sin embargo, como advierte AMETIC en la introducción del informe, de nada sirven los planes si no se tiene en cuenta que la transformación digital comienza con una transformación cultural: “La transformación digital debe suponer una reinvención y un cambio cultural que afecta a los procesos, los procedimientos, los hábitos y los comportamientos de organizaciones y personas, que gracias a las tecnologías digitales mejoran su capacidad de hacer frente a los retos que suponen los nuevos tiempos.” La transformación comienza por las personas, en definitiva. Si las organizaciones no cambian desde dentro, no será posible la transformación digital.

Beneficios de la transformación digital

Además de beneficios económicos, las organizaciones obtienen numerosas ventajas cualitativas gracias a la transformación digital. AMETIC señala, en el citado informe, que la transformación digital revierte en una mayor capacidad de respuesta ante la demanda cambiante del mercado. Mejora la imagen de la compañía y aumenta la satisfacción de: clientes, dado que pueden interactuar más fácilmente con la organización; directivos, a quienes la transformación digital ayuda a mejorar los procesos de toma de decisiones, y empleados, que tienen la posibilidad de mejorar su eficiencia y productividad, y de aprovechar las mayores posibilidades de conciliación de la vida personal y laboral.

Elementos del plan de transformación digital

Siguiendo la metodología propuesta por AMETIC, “la primera fase de la transformación consiste en definir de forma clara el proyecto”. Recomiendan que el plan de transformación digital sea liderado por el CEO y los órganos de gobierno y que se realice “una reflexión estratégica sobre el nuevo rol de la compañía en el entorno competitivo”. También aconsejan establecer cargos digitales, asignando objetivos a todo el comité de dirección para hacerlos corresponsables del resultado del proyecto, e implantar una “política de recursos humanos capaz de identificar, captar, retener y crear talento digital”.

No obstante, plantean la necesidad de objetivizar las capacidades de la propia organización y de contar con consultoría externa para garantizar el éxito. También advierten de la necesidad de que el plan de transformación digital cuente con un presupuesto específico, separado de los costes operativos del negocio tradicional.

En la definición del plan de transformación digital se deben seleccionar todos los facilitadores necesarios para emprenderlo (conectividad, soluciones en la nube, automatización de procesos…) y desglosar las iniciativas de digitalización en función de a quién afecten: cliente, empleado, modelo de negocio, presencia digital de la empresa, seguridad y privacidad de datos.

Para implementar el plan de transformación digital, AMETIC recomienda “ciclos cortos e iterativos, con unas fases de diseño e implantación casi simultáneas y con un análisis de resultados en cada paso”. Aconsejan, asimismo, crear programas piloto “sencillos”; de ese modo, pueden llevarse rápidamente al mercado y escalarse con agilidad los más exitosos.

El caso de Coca-Cola European Partners

La constitución de Coca-Cola European Partners, tras la integración de las tres mayores embotelladoras europeas de Coca-Cola, representa un caso paradigmático de transformación digital. La Business Transformation Office (BTO), liderada por Víctor Rufart, constituye un motor de expansión del negocio a través de proyectos estratégicos, transversales y de transformación orientados a la consecución de sinergias, al crecimiento y a la consolidación de la compañía.

Etiquetado: