agosto 14, 2018

El plan de sensibilización de “Mares Circulares” recorre la costa peninsular

Stand de Mares Circulares en la playa

El programa de limpieza de costas y fondos marinos de Coca-Cola “Mares Circulares” incluye un plan de sensibilización que ha llevado a cabo en 12 de las playas con más afluencia de visitantes del litoral español y portugués.

Estas playas, que cuentan con una media de 10.000 visitantes al día en periodo estival, han acogido, durante el último mes, actividades y talleres de formación ambiental con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre la correcta gestión de los residuos y cómo darles una segunda vida.

Mares Circularesse enmarca en el pilar Envases de nuestra estrategia de sostenibilidad Avanzamos, que contempla el compromiso de recoger el equivalente al 100% de nuestros envases para que no terminen como residuo, especialmente en los océanos y en los entornos acuáticos. Para ello, la sensibilización ciudadana es clave. Queremos que este proyecto tenga un largo recorrido. No se trata de una acción puntual de recogida de residuos en costas y fondos marinos, sino también de sensibilizar a la ciudadanía sobre la necesidad de reciclar y gestionar correctamente los residuos por parte de todos”, afirma Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia.

“Además de las actividades de sensibilización en las playas turísticas, la iniciativa comprende otras acciones de sensibilización y formación sobre la importancia del reciclaje y la correcta gestión de residuos para evitar, de esta manera, que estos acaben en el medio natural. Desarrollaremos estas actividades con el apoyo de los Ayuntamientos y con ellas queremos llegar a más de 5.000 jóvenes y más de 5.000 adultos”, explica.

Una jaima sostenible para el plan de sensibilización de “Mares Circulares”

El viaje a la sensibilización por el litoral peninsular comenzó en la Costa Dorada. La Playa Larga de Salou se convirtió el 22 de julio en la primera de las 12 playas turísticas en acoger la jaima sostenible en la que desarrollan las actividades de formación ambiental.

Días después, la jaima sostenible de “Mares Circulares” se instaló en la Playa de la Fragata, en Sitges, también en la costa catalana, y viajó luego a las Baleares. El 27 de julio las actividades se desarrollaron en Sa Punta des Molí  Ibiza. Días después, dos playas de las localidades de Alcudia y Son Severa en Mallorca acogieron la jaima sostenible de “Mares Circulares”.

El 5 de agosto, la jaima llegó a la Playa de la Oliva, en la costa valenciana. La semana pasada, estuvo en la Costa Blanca, en la Playa de Levante de Benidorm, y en la Costa del Sol, en concreto en Playa Mar (Torremolinos) y en la marbellí Playa de la Bajadilla. Este fin de semana finalizó, en Portugal, el plan de sensibilización de “Mares Circulares”. Acogieron la jaima sostenible de “Mares Circulares” la Praia de Milfontes, en El Alentejo, y la Praia Figueirihna, en Setubal.

En total, 5.628 personas han sido sensibilizadas en esta actividad ambiental. Con la colaboración de todos, se han recogido 281,4 kilos de residuos en las playas donde se ha desarrollado el plan de sensibilización de “Mares Circulares”.

La ciudadanía, estrella del reciclaje

Una gran estrella plateada daba la bienvenida a los visitantes a la jaima sostenible de “Mares Circulares”, invitándolos a convertirse en una “estrella del reciclaje” utilizando los contenedores que se encontraban en el stand: verde para vidrio, amarillo para envases, blanco para papel y gris para el resto de residuos.

Además, un gran contenedor con forma de botella de Coca-Cola se encontraba en las inmediaciones de la jaima, junto a un reciclómetro, que medía los envases de plástico PET recogidos durante el día. Según este reciclómetro, cuantas más botellas recogidas, mayor la envergadura del objeto en el que se pueden convertir: un ladrillo, con 20 botellas, una silla, con 111, una bicicleta, con 200, e incluso una barca de 5,5 metros de longitud con 7.000 botellas.

Además, en la jaima se encontraban expuestos varios ejemplos de productos realizados a partir de envases de plástico PET reciclados, todos ellos objetos de uso común durante el verano, como zapatillas deportivas, un bañador, e incluso una silla.

Como parte del plan de sensibilización de “Mares Circulares”, la jaima disponía de materiales formativos en español, inglés y portugués para llegar también a los turistas. Además, se desarrollaron actividades para toda la familia, como talleres para los más pequeños.