septiembre 24, 2018

Innovamos para reducir los agrupadores plásticos (Hi-Cone) de nuestros envases

Transporte de cajas Coca-Cola European Partners

La estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola y Coca-Cola European Partners para Europa occidental Avanzamos incluye el compromiso de liderar “la innovación en envases sostenibles, incluyendo materiales renovables y reduciendo los residuos provenientes de nuestros envases”. En el marco de ese compromiso, uno de los proyectos que está llevando a cabo Coca-Cola European Partners Iberia es la reducción del uso de agrupadores plásticos (Hi-Cone) para el embalaje de envases de las bebidas que produce y distribuye.

“Estamos trabajando para encontrar alternativas más sostenibles a los agrupadores plásticos. Queremos que los envases y el packaging de los productos que ponemos en el mercado tengan menor impacto en el medio ambiente a la vez que garantizamos el cumplimiento de los máximos estándares de calidad. Por ello, hemos analizado y priorizado dentro de nuestro portfolio la eliminación del Hi-Cone en aquellos canales en los que este agrupador no ofrece un valor añadido para nuestro consumidor”, afirma Carmen Gómez-Acebo, directora de responsabilidad corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia.

El Hi-Cone está siendo retirado en referencias de plástico PET de 500 ml y de latas de 330 ml tanto de Coca-Cola como de otras marcas como Fanta y Sprite. “Nuestro objetivo es eliminar el 43% del Hi-Cone usado en el mercado español, de forma que logremos a corto plazo que el 88% de nuestro volumen llegue al mercado sin Hi-Cone, con el objetivo de llegar a eliminar el 100%”, explica Elena Fernández Santos, directora de Calidad, Medio Ambiente y PRL de Coca-Cola European Partners Iberia.

“Para eliminar el Hi-Cone, ha sido necesario adaptar diversas líneas y procesos de fabricación en las plantas de Coca-Cola European Partners en España. Es un proyecto de gran envergadura, que está teniendo un gran impacto en nuestra cadena de suministro. Con la adaptación de nuestras líneas y procesos de fabricación, garantizamos que la retirada del Hi-Cone no afecta a la eficiencia en nuestros procesos ni a la calidad de nuestros envases. Para ello, hemos llevado a cabo mejoras en los films con los que envolvemos los envases, optimizado el paletizado y realizado pruebas de transporte”, explica Elena Fernández-Santos.

Concretamente, para la reducción del Hi-Cone se han adaptado ocho líneas productivas. En el proyecto están participando numerosos departamentos de la cadena de suministro de Coca-Cola European Partners Iberia: Ingeniería, Producción, Logística, Calidad, Comercial, Distribución…

Menor impacto ambiental y eficiencia energética

“Estamos muy satisfechos de anunciar este proyecto con el que no solo ponemos en el mercado productos con menor impacto en el medio ambiente sino que, además, logramos ahorros energéticos porque las nuevas tecnologías que implementamos en las líneas de producción son más eficientes. Y éste no es el final de este proyecto, ya que desde Coca-Cola European Partners Iberia seguimos trabajando para encontrar soluciones cada vez más sostenibles en cuanto a envases y packaging de nuestros productos, soluciones que además garanticen los máximos estándares de calidad para nuestros clientes y consumidores”, concluye Carmen Gómez-Acebo.