noviembre 30, 2018

Conoce a Susana Ruiz Aguilar, ganadora de la II edición de GIRA Mujeres

Susana Ruiz: Ganadora GIRA Mujeres

Susana Ruiz Aguilar (Castilleja de Guzmán, Sevilla) siempre había trabajado como arqueóloga, una profesión que ha compatibilizado con su afición a la música. En la actualidad es miembro de uno de los coros más emblemáticos de Sevilla, el Coro Manuel de Falla del Conservatorio Superior.

Cuando llegó la crisis, se planteó que, como no encontraba trabajo, tendría que lanzarse a crearlo. Y así lo hizo, condensó formación, sensibilidad y experiencia para idear uno de los proyectos de emprendimiento ganadores de la II edición de GIRA Mujeres: Ecodehesa, cosmética ecológica.

 

¿En qué consiste tu proyecto Ecodehesa?

Me he criado en el campo, rodeada de encinas. Hace unos años, al retornar a dicho lugar, me apenaba ver cómo su fruto no estaba siendo bien aprovechado. Quise darle una mayor utilidad y comencé a pensar en la posibilidad de extraer aceite de estas bellotas. Me puse a investigar y descubrí que este aceite ya se había comercializado a mediados del siglo XIX, cuando un señor lo fabricaba mezclándolo con savia de coco para la regeneración capilar. Hoy en día también hay productos con aceite de bellota, pero el componente puro no lo encontraba por ningún lado y me llamó la atención porque es un aceite con muchas propiedades beneficiosas para usarlo como aceite corporal. Eso fue un acicate más.

Mi idea fue crear un producto que por su olor te transportara a la dehesa y mezclarlo con aceites esenciales para potenciar sus efectos. El problema estaba en que en ese momento aún no era temporada de bellotas. Ahora que ya las hemos recogido, estoy todavía más entusiasmada porque compruebo las cualidades del aceite en mí misma y eso que aún no dispongo de un método eficaz para la extracción del aceite y el que obtengo es de manera muy rudimentaria.

¿Por qué decidiste lanzar este proyecto?

Quería ir a GIRA Mujeres con un proyecto, pensar en algo en lo que me gustara trabajar y que además fuese beneficioso para la salud. Se me fueron ocurriendo muchas ideas y me quedé con lo que vi más viable al tener la materia prima.

¿Qué crees que puede aportar este proyecto en el entorno donde lo vas a desarrollar?

La bellota es un fruto típico de la dehesa, muy apreciado porque es el alimento básico de los cochinos ibéricos, pero hay parcelas a las que el ganado no puede acceder y no se recoge, se desaprovecha.

A mí me preocupaba no aprovechar ese recurso, pensé en sacarle partido y así revitalizar esta área en la medida de mis posibilidades. Mi idea es que este proyecto vaya en colaboración con las comunidades que trabajan aquí, como los corcheros, los hoteles rurales, los museos que difunden el patrimonio de la dehesa… Mi producto llevaría tapón y envase de corcho y el recipiente lo diseñaría yo y se fabricaría aquí. Quiero que llame la atención por su calidad, por ser una producción artesanal que se consiga en sitios especiales.

¿Cómo conociste GIRA Mujeres?

La crisis ha afectado mucho a mi profesión. Llevaba un tiempo en paro y me acogí al programa de orientación laboral en Camas. En una de las charlas impartidas por la técnico del CADE, nos hablaron de GIRA Mujeres. Y como yo estaba deseando encontrar trabajo, pensé que me tenía que lanzar a crearlo. Al salir de la reunión llamé para apuntarme al curso. Y me encantó.

¿Qué te ha aportado GIRA Mujeres?

Autoconfianza, ilusión… Soy una persona que me cuesta trabajo creerme las cosas, me gusta ser realista y tener los pies en la tierra. Pero yo estaba convencida desde el primer momento, no sé por qué, que este proyecto iba a ser seleccionado.

¿Qué destacarías de tu experiencia en GIRA Mujeres?

La formación fue buenísima y nos hizo sacar mucho de lo que tenemos dentro. Yo soy muy sensible y me emocionó vernos a todas ahí queriendo salir adelante.

De no haber participado en GIRA Mujeres, ¿crees que habrías tenido el impulso necesario para iniciar tu proyecto?

Si no hubiera ido a GIRA, ni se me hubiera ocurrido. Me ha ayudado mucho a creer que las cosas pueden cambiar.

 ¿A qué barreras se enfrentan las mujeres para emprender?

En este aspecto creo que la dificultad es tanto para hombres como para mujeres. La base está en una buena preparación y en trabajar duro, con entusiasmo. En mi carrera nunca he tenido problemas por ser mujer, no me han tratado de una manera distinta. Cuando me quedé embarazada sí que hubo un parón, porque quería estar con mis hijos y disfrutar de su infancia, pero fue una opción personal.

¿Cuál sería tu mensaje para las mujeres que no se atreven a emprender?

Que si quieren que algo cambie, primero tienen que cambiar de actitud y luchar por conseguir metas. Las cosas pueden lograrse pero hay que moverse y buscar soluciones.

¿Animarías a otras mujeres a participar en GIRA Mujeres?

Sí, porque es una oportunidad muy buena para ganar en autoconfianza y darnos cuenta de que todas podemos ofrecer mucho y hacer grandes cosas. No por tener cierta edad hay que rendirse.

¿Cómo ves tu futuro más cercano? ¿Qué planes tienes para tu proyecto?

Quiero continuar con la mentoría y a la vez por las mañanas estaré en la escuela de formación profesional de artesanos Della Robbia, aprendiendo cómo hacer moldes artesanales de cerámica para mi producto, ¡este trimestre estaré muy liada! Y ahora que hemos empezado la temporada de la bellota, recolectar, almacenar e investigar sobre un método de extracción del aceite de bellota en frío que sea eficaz.

 

Como ganadora de la II edición de GIRA Mujeres, Susana Ruiz Aguilar recibirá un año de mentoría y 3.000 euros de capital inicial para lanzar su proyecto Ecodehesa.

Y GIRA Mujeres sigue girando: ya está en marcha la III edición de este programa de capacitación, que, tras empoderar a más de 9.200 mujeres, prevé llegar a 4.000 más en su tercer año de andadura.

Etiquetado: