diciembre 17, 2018

Conoce a Matilde Romero Sánchez, finalista de la II edición de GIRA Mujeres

Matilde Romero: Finalista GIRA Mujeres

Formadora de servicios de call center y contact center, Matilde Romero Sánchez (Puebla del Río, Sevilla) ama su trabajo pero llegó un momento que necesitaba algo más.

La fortuna quiso que surgiera una idea de emprendimiento en un lugar insospechado. Luego llegó el esfuerzo: quitándole horas al sueño, logró convertir su proyecto, Olor Cofrade, en uno de los diez finalistas de la II edición de GIRA Mujeres, el programa para promover el emprendimiento femenino de Coca-Cola.

 

¿En qué consiste tu proyecto Olor Cofrade?

Decidí emprender en una reunión familiar donde salió el tema del emprendimiento, de hacer algo nuevo. Ese día había personas que trabajan como comerciales para el sector de las hermandades y cofradías. Se me ocurrió preguntarles y dijeron que había mucha demanda de productos nuevos. De ahí partió la idea de elaborar jabones naturales con ese olor a incienso que se quema en Semana Santa y también en otros momentos.

Ese olor típico lo he realizado a través de una combinación de muchas esencias naturales. He estudiado qué lleva el incienso, lo he comprado, lo he desgranado y, en la cocina de mi casa, con un juego de química de mi hija, lo que hacía era contar gotas. Iba contándolas de una manera muy rudimentaria, hasta que, mezclándolas con jabón natural, di con el olor.

Tú piensas en cofradías y que eso es Semana Santa. Para nada. Hay un mercado muy amplio y es un mercado que está deseando cosas nuevas. Solo en Sevilla capital hay más de cien hermandades y cada hermandad tiene una media de entre tres mil y quince mil hermanos.

¿Por qué decidiste lanzar este proyecto?

En el tema profesional no me puedo quejar porque tengo trabajo pero sí que es verdad que llega un momento que necesitas algo más. No es que estuviera cansada de mi oficio como formadora, me encanta mi profesión y disfruto, pero necesitaba algo más. Entonces llegó la conversación justa en el momento justo y la idea surgió.

¿Qué crees que puede aportar este proyecto en el entorno en el que lo vas a desarrollar?

Lo principal es la novedad, va a ser algo novedoso, que va a recordar a mucha gente la Semana Santa. Porque hablamos de una cosa que en Andalucía se vive de otra manera. Los arraigos, la pasión, la tradición… son cosas que tiran mucho en esta tierra.

¿Cómo conociste GIRA Mujeres?

Yo estaba dándole vueltas a mi idea y entonces el Centro Andaluz de Emprendedores en Puebla del Río, que ya los había contactado para saber cómo emprender, me llamaron para informarme de que había un curso muy interesante, GIRA Mujeres de Coca-Cola, que se adaptaba a lo que yo estaba creando.

¿Qué te ha aportado GIRA Mujeres para desarrollar esta iniciativa?

Ilusión, mucha ilusión. Quizá por deformación profesional, cuando vas a un curso crees que ya sabes muchas cosas. Pues en este caso, la persona que impartió la formación fue maravillosa. Ella me animó a hacer el curso online porque veía que el proyecto era innovador, que era una idea ocurrente y tenía posibilidades.

Y cuando me llamaron para decirme que había sido seleccionado entre los diez mejores proyectos de España, sentí una satisfacción personal. Porque esto es una montaña rusa y hay días que sientes que se va a vender y va funcionar y otros que piensas “Cuidado la tontería que se me ha ocurrido hacer”. GIRA te refuerza mucho durante la formación. También la atención que me están prestando ahora es impresionante.

¿Qué destacarías de tu experiencia en GIRA Mujeres?

Te dan esa ilusión, hacen que creas en tu proyecto, que es básico. Cuando se acabó la formación, yo le dije a una de las compañeras, que tiene una tienda de ropa en Puebla: “No te preocupes que, cuando vaya a la final, llevaré ropa de tu tienda y diré que es de tu tienda, como en los Óscar.” Y nos reímos muchísimo.

 De no haber participado en GIRA Mujeres, ¿crees que habrías tenido el impulso necesario para iniciar tu proyecto?

Sinceramente yo creo que lo hubiera sacado adelante porque soy muy constante y creía en la idea, pero me ayudó muchísimo el curso online. Porque tú tienes la idea pero muchas veces no sabes cómo organizarte, y el método canvas te ayuda a saber hasta dónde puede llegar tu producto.

¿Cuáles son las principales barreras a las que se tienen que enfrentar las mujeres a la hora de emprender?

Yo pienso que somos igual que los hombres, pero sí es verdad que quizá yo misma me echo un poco más encima la carga de la casa, los niños… Lo compartimos todo, pero yo estoy más pendiente, soy la agenda en casa. Y a la larga tienes menos tiempo. Yo me he acostado a las dos y tres de la mañana contando gotas hasta que saqué el olor de los jabones. Y ese tiempo me lo quito yo de mi sueño.

¿Cuál sería tu mensaje para las mujeres que no se atreven a emprender?

Que se atrevan, que de su vocabulario borren la frase “No se puede”. Todo se puede, tengas la edad que tengas. Eso de que no voy a ser capaz… por lo menos que si me caigo, me caiga yo, que no sea porque nadie me diga “No vas a ser capaz de hacerlo”.

¿Animarías a otras mujeres a participar en GIRA Mujeres?

Por supuesto, lo que en principio parece que es simplemente un curso que vas a probar, por lo menos en mi caso se formó una piña muy bonita y la formadora fue excelente. Y cuando me llaman y me dicen que soy seleccionada… Eso te da mucha seguridad. Piensas “Pues realmente mi idea tendrá algún valor cuando se han fijado en ella”.

¿Cómo ves tu futuro más cercano? ¿Qué planes tienes para tu proyecto?

Ahora mismo tengo mucho lío porque estoy hablando sobre el empaquetado y la fabricación. Es un producto que va a estar testado dermatológicamente y tengo muy claro que tienen que ser jabones naturales al cien por cien. Estoy en contacto con varias fábricas, muy liada, pero, vamos, lo quiero lanzar ya mismo.

 

La III edición de GIRA Mujeres ya está en marcha para apoyar a más mujeres que desean iniciar el camino del emprendimiento. Si como en el caso de Matilde Romero Sánchez, su proyecto resulta finalista, recibirán seis meses de mentoría extra para poder desarrollarlo.

Etiquetado: