abril 8, 2019

Conoce a Gemma García Blanco, finalista de GIRA Mujeres

Gemma García Blanco. finalista GIRA Mujeres

Licenciada en Bellas Artes, Gemma García Blanco es galerista y profesora de arte con una academia privada en León.

Siempre ha sentido el impulso de emprender, “siempre intentando innovar y mejorar”. Cuando con la crisis “bajó todo”, decidió desarrollar íntegramente un proyecto de fusión de arte y naturaleza, que ha sido finalista de la II edición del programa de emprendimiento femenino GIRA Mujeres.

 

¿En qué consiste tu proyecto Arte y naturaleza Put on way and grow up Conciencia ecológica?

Es una fusión entre arte y naturaleza. Mi compañera y yo hemos visto una carencia de eventos para personas que están solas, niños que no tienen ocasión de salir de la ciudad… Por eso hemos pensado ofrecer un espacio de desarrollo personal para niños y personas mayores con talleres experimentales en los que hacemos manipulaciones con cosas encontradas en la naturaleza.

Trabajamos con el arte, pintura y reciclaje, usamos cartones, hojas, cortezas, ramas… para que mezclen aromas y texturas. Y que mientras tanto socialicen. Juntar familias, facilitar la relación entre trabajadores, porque también tenemos pensado hacerlo en empresas, organizar despedidas de soltero, cumpleaños, celebraciones familiares… hacer eventos diferentes.

¿Por qué decidiste lanzar este proyecto?

Yo creo que no podría buscar otro proyecto, me he dado cuenta de que el arte es mi vida, en lo que mejor me desenvuelvo y en lo más a gusto estoy. Llevo ya años en el mundo del arte, la expresión, la creatividad, el estímulo para los niños… Ahora también estoy trabajando la arteterapia porque doy clase en un centro de mayores y veo que para ellos es un sosiego y un estímulo, una inspiración.

Para mí, el arte es un camino para entender este mundo que nos ha tocado vivir y buscar la felicidad. Por eso hemos puesto al proyecto ese nombre: ponte en funcionamiento, cuando más camines y veas y experimentes y desarrolles, más vas a crecer.

¿Qué crees que puede aportar este proyecto en el entorno donde lo vas a desarrollar?

Queremos crear conciencia ecológica, inculcar el amor y respeto a la naturaleza. Por eso queremos organizar excursiones, trayectos cortitos a zonas montañosas cerca de León para recoger cosas y manipularlas en el taller. Es una forma de que se den cuenta de que todo lo que encuentren se puede reciclar, manipular y crear un nuevo objeto, una obra de arte.

¿Cómo conociste GIRA Mujeres?

A través del Círculo Empresarial Leonés, que cuenta con un grupo de mujeres que ya hemos trabajado con la Fundación Mujeres, nos han dado charlas aquí en León. Lo vi una forma de innovar lo que yo ya tenía. Con la crisis ha bajado todo y te dices o innovas y te reciclas un poco o a ver qué hacemos.

¿Qué te ha aportado GIRA Mujeres?

El desarrollo por Internet del método Canvas fue nuevo para mí, darte cuenta de los canales que tienes de distribución, dónde tienes que hacer más hincapié a la hora de vender tu proyecto o cómo te identificas. También ver cómo se están desarrollando las nuevas tecnologías para que tu proyecto funcione bien.

¿Qué destacarías de tu experiencia en GIRA Mujeres?

A mí me han ayudado todos los ejemplos, si no ves ejemplos no te das cuenta de que un proyecto puede funcionar.

De no haber participado en GIRA Mujeres, ¿crees que habrías tenido el impulso necesario para iniciar tu proyecto?

Lo más seguro es que no, para mí ha sido un impulso importante, es una renovación, dar vuelta a lo que tienes, que yo lo estaba necesitando. Crear este proyecto desde el principio hasta el final con todas las características y puntos importantes ha sido un impulso para mí, me ha ayudado.

¿A qué barreras se enfrentan las mujeres para emprender?

En un principio, yo creo que el tema de la conciliación, porque acabas tus estudios, comienzas a trabajar y si quieres tener familia porque estás en edad de tenerla… Yo hasta ahora he sido autónoma con horario de comercio, mañana y tarde, que eso es un rollo. Es la barrera más importante que me he encontrado, porque las actividades que realizamos tienen que ser por la tarde, cuando los niños salen del cole, o los fines de semana. Y en mi caso, en cierto modo es una satisfacción, porque mi hija de cinco años la tengo en los talleres y se lo pasa pipa, pero si tuviera otro tipo de negocio no sé si podría estar, tendría que tenerla en una guardería o buscar otras soluciones.

¿Cuál sería tu mensaje para las mujeres que no se atreven a emprender?

Para mí es que todo se puede, yo llevo ya años trabajando como autónoma y todo se puede y se van sacando las cosas adelante, con cariño, esfuerzo y ganas, para mí es lo más importante eso, quererlo y creer en tu proyecto, creer en ti y tirar hacia adelante y las cosas van saliendo.

¿Animarías a otras mujeres a participar en GIRA Mujeres?

Claro que sí, porque es un empuje, para mí es una fuerza. Yo he puesto todo mi empeño en sacar adelante el proyecto porque creo en él y creo que puedo ayudar a las personas a conseguir sus sueños a través del arte.

¿Cómo ves tu futuro más cercano? ¿Qué planes tienes para tu proyecto?

Tengo este proyecto de GIRA y pienso sacarlo adelante y crecer con él, con el tema de socializar. Veo un problema social que no nos damos cuenta, cada vez hablamos menos entre nosotros, estamos perdiendo muchas cosas, quedar, charlar con amigos… Ahora es como que no tuvieras tiempo para nada pero para el móvil siempre hay tiempo. Y esta es una forma de quitar el teléfono, de socializar y ponerse a crear y sacar todo lo que tienes dentro.

 

Como finalista de GIRA Mujeres, Gemma García Blanco ha contado con seis meses de mentoría adicional para poder desarrollar su proyecto.

Más de 11.000 mujeres se han beneficiado ya de este programa para impulsar la empleabilidad y el emprendimiento femenino. Los talleres de acceso para la III edición de GIRA Mujeres aún están en marcha

Etiquetado: