agosto 3, 2018

GIRA Mujeres, antesala del empleo

Participantes del programa GIRA Mujeres de Coca-Cola

El 71% de las mujeres participantes en la primera edición del itinerario de inserción por cuenta ajena de GIRA Mujeres, el programa de Coca-Cola desarrollado por Cruz Roja, mejoraron su empleabilidad a través del entrenamiento de competencias básicas y transversales y el 49% a través de la capacitación profesional. El resultado fue que el 35% de las participantes en este itinerario de GIRA Mujeres encontraron un empleo.

“Fruto directo de todas las acciones que se realizan a través de esta iniciativa, y gracias a la participación de las empresas, las participantes del programa van progresivamente mejorando su empleabilidad y adquieren, de forma gradual, la seguridad y conocimientos suficientes para acceder a un empleo por cuenta ajena de forma autónoma”, afirma Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja.

Algunas de las participantes en GIRA Mujeres lograron trabajo en las empresas donde hicieron las prácticas durante el desarrollo del programa: “A mí me contrataron al día siguiente de terminar las prácticas”, afirma Beatriz Díez, participante en Cartaya (Huelva). Una de sus compañeras, María Mónica Lanz, vivió una experiencia similar: “Me contrataron justo cuando finalicé las prácticas y mis compañeras se alegraron muchísimo por mí, hasta me invitaron a la cena de navidad de la empresa y me dieron una cesta.”

Otras mujeres encontraron su camino gracias a lo aprendido, como Dolores Tenorio, también participante en Cartaya: “No me contrataron en el sitio de prácticas, pero me pidieron el currículum para llamarme en cuanto hubiera un sitio para mí. No me desanimé y encontré trabajo en otra empresa donde sigo hasta ahora. Lo que nos explicaron en Cruz Roja sobre cómo hacer un currículo y cómo buscar trabajo, me ha ayudado a encontrar mi trabajo de ahora”, explica.

Para Ksenia Irod, participante del programa en la Asamblea de Sevilla, la oportunidad de hacer prácticas durante el programa fue fundamental para encontrar luego empleo: “Después de haber terminado mis prácticas, seguí con la búsqueda de trabajo de manera mucho más directa y conseguí un trabajo en muy poco tiempo, gracias a la experiencia que había adquirido como cajera en el supermercado donde hice las prácticas. Amigas mías que están en mi situación luego han venido a visitarme al trabajo para verlo, porque no se lo creían.”

“Más allá de los resultados de mejora de la empleabilidad o inserción conseguidos con GIRA Mujeres, la participación en el programa supone un cambio cualitativo en la manera que tienen de percibirse a sí mismas y al entorno. Trabajar hacia objetivos concretos y accesibles les refuerza la motivación y añade un sentido de control sobre la propia vida”, indica Maika Sánchez.

El refuerzo que reciben en GIRA Mujeres varía en función de cada situación, explica la responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja: “Para muchas de ellas supone un cambio sustancial en sus vidas: aprenden a afrontar los problemas de una forma distinta, trabajan su resiliencia y descubren que han sido capaces de lograr su meta, aprender una profesión y ser capaces de trabajar en algo nuevo. Otras encuentran una red de apoyo social, salen de su situación de aislamiento, forman grupos de mujeres de apoyo emocional y de espíritu colaborativo…”

Mujeres referente, una de las claves de GIRA Mujeres

Además de los talleres y cursos para entrenar y mejorar el capital competencial de las mujeres y de la capacitación profesional con aprendizaje en el puesto de trabajo, otra de las claves de GIRA Mujeres es que mujeres de cada zona compartan sus experiencias y trayectoria vital con las participantes.

“Los referentes femeninos son muy importantes, ya que el mercado laboral está lleno de referencias masculinas, de normas escritas y no escritas que hacen que muchas mujeres no se sientan identificadas ni acogidas. No reciben el estímulo o el apoyo de su entorno más cercano para incorporarse al trabajo o construir un proyecto profesional. Es necesario empoderar a las mujeres presentándoles modelos que les ofrezcan un conocimiento desde otros ángulos de la realidad, que les permitan tener un mayor protagonismo en su trayectoria laboral, por parte de otras mujeres que han pasado por lo mismo que ellas, hablando desde su experiencia y trayectoria personal y profesional”, explica Maika Sánchez.

Para la responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja, “es un lujo contar con mujeres locales que hablan de cómo han gestionado las barreras que se han encontrado”. Las mujeres referente apoyan a las participantes de GIRA Mujeres en sus procesos de búsqueda, preparando entrevistas de trabajo por ejemplo, o en sus periodos de adaptación a un puesto de trabajo, ofreciendo una visión más cercana desde sus diferentes puestos y responsabilidades en sus empresas, etc.

Una de estas mujeres referente es Arantxa Fernández, del centro Dinstinto Formacion, en La Rioja: “Participé como representante de la empresa de formación Dinstinto en una sesión de motivación y acompañamiento en la búsqueda de empleo dentro del proyecto GIRA y además he tenido la oportunidad de atender a participantes en nuestra agencia de colocación. Al escuchar a estas mujeres percibí cómo, a pesar de las dificultades, mantienen la esperanza, y eso, como dice el eslogan de la propia Coca-Cola, es la chispa de la vida.”

Etiquetado: