agosto 10, 2018

“El papel de las empresas en la lucha contra el cambio climático es imprescindible”: Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial

Isabel Garro, directora de la Red Española del Pacto Mundial

Directora General de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, primera red local del mundo por empresas inscritas, Isabel Garro es una reconocida experta en los Diez Principios del Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible que promueve Naciones Unidas.

Según ella, el papel del sector privado contra el cambio climático es imprescindible, tal como indicó en la presentación de Hostelería #PorElClima, la comunidad impulsada por Coca-Cola para apoyar a los negocios hosteleros en sus acciones por el clima.

En esta entrevista aporta más detalles sobre desarrollo sostenible y cómo están cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible las empresas españolas, entre ellas, Coca-Cola European Partners Iberia.

 

¿En qué consiste el Pacto Mundial de Naciones Unidas? ¿Cuál es principal objetivo?

El Pacto Mundial es la mayor iniciativa de sostenibilidad a nivel mundial. A ella pertenecen mayoritariamente empresas (más de un 70%), pero es de carácter multistakeholder, por lo que contamos también con entidades educativas, tercer sector, sindicatos… Tenemos dos objetivos: el primero, que las organizaciones implanten una gestión ética basada en Diez Principios; el segundo objetivo es conseguir que el sector privado contribuya a los objetivos de Naciones Unidas, actualmente, en concreto, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Podría explicar en qué consisten los Diez Principios? ¿Y los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Los Diez Principios proceden de declaraciones internacionales de Naciones Unidas, por lo que sus fundamentos son universales. Son un decálogo para que las organizaciones del mundo mejoren en su gestión ética. Se estructuran en cuatro áreas: derechos humanos, normas laborales, medioambiente y lucha contra la corrupción. Así, las empresas responsables promulgan los mismos valores y principios allí donde están presentes, es su manera de asumir responsabilidades básicas con las personas y el entorno para operar a largo plazo.

Por su parte, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son el esqueleto de la Agenda de Desarrollo aprobada por Naciones Unidas para el periodo 2015-2030. Suponen la Agenda de la Humanidad. Los retos de todas las personas, los países y, también las empresas están recogidos en los ODS.

Para el sector privado, además, suponen una oportunidad de negocio que se estima en más de 12 billones de dólares. Y sobre todo suponen un cambio de paradigma en la forma de actuar, urgiéndonos a trabajar en alianzas, que han de ser sólidas, inclusivas e integradoras. Pueden ser sectoriales, transversales, multisectoriales o público-privadas.

¿Cómo traslada el Pacto Mundial los Objetivos de Desarrollo Sostenible a entornos locales?

Si bien los ODS y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático tienen alcance universal, éstos serán abordados en gran medida a nivel nacional: cada país aplicará su particular historia, cultura y competencias únicas. A medida que los países establezcan e implementen planes nacionales para lograr los ODS, las Redes Locales del Pacto Mundial se perfilarán como la plataforma para que las empresas colaboren con actores como los gobiernos, Naciones Unidas, sociedad civil y comunidades, para desarrollar un enfoque compartido.

El cómo desde España apoyamos a las empresas a alcanzar esos objetivos se puede estructurar en tres pilares: visibilidad y comunicación, aprendizaje y herramientas (para elaborar memorias de sostenibilidad, implantación de los derechos humanos, guía interactiva de ODS) y networking de alcance mundial.

¿Cuál es la función de la Red Española del Pacto Mundial?

Contribuimos desde España a generar un movimiento mundial de empresas sostenibles y sus grupos de interés, para crear el mundo que deseamos. Nuestra función es alcanzar y fomentar los objetivos del Pacto Mundial en nuestro país, apoyando a las empresas españolas y dotándolas de recursos que favorezcan la acción, así como dinamizar las acciones de la iniciativa a nivel internacional. Promovemos el mensaje de que cualquier tipo de empresa en cualquier parte del planeta –de todos los tamaños y sectores– puede jugar un papel fundamental para mejorar nuestro mundo.

¿Cuántas empresas participan en la Red Española del Pacto Mundial? ¿Qué volumen supone la Red Española dentro del Pacto Mundial?

El Pacto Mundial cuenta con más de 12.800 firmantes en todo el mundo. Casi 10.000 de estos son de naturaleza empresarial. En el caso de nuestro país, son 2.371 las entidades firmantes, de las cuales más de 2.100 son de naturaleza empresarial. Esto nos convierte en la primera Red Local del mundo según su número de firmantes, una cualidad que mantenemos desde hace varios años.

Cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

¿Cuál es el grado de cumplimiento de las empresas españolas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Las empresas españolas han reaccionado con celeridad y buena acogida al nuevo paradigma del desarrollo sostenible que suponen los ODS. De hecho, 26 de las 35 empresas del IBEX 35, es decir, el 74% ya incluye un compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de su memoria de sostenibilidad. A nivel nacional, los Objetivos más presentes en las memorias de sostenibilidad son, en primer lugar, el Objetivo 5 ‘’Igualdad de género’’, seguido por el Objetivo 8 ‘’Trabajo decente y crecimiento económico’’, el Objetivo 3 ‘’Salud y bienestar’’, el Objetivo 4 ‘’Educación de calidad’’ y el Objetivo 13 ‘’Acción por el clima’’.

¿Qué supuso el Acuerdo de París y cómo se está desarrollando el cumplimiento de los compromisos alcanzados?

El Acuerdo de París fue el segundo gran hito del desarrollo sostenible que se aprobó en 2015. Abre una agenda global sobre cómo todos los agentes tenemos que actuar y colaborar para frenar el cambio climático. Le da un papel mucho más importante del que tenían a las empresas, en un doble sentido. Por un lado, respecto a la importancia de fijar y cumplir sus compromisos de reducción de emisiones y, por otro, como agente colaborador necesario de los gobiernos para lograr los objetivos de mitigación y adaptación. En cuanto al cumplimento, en breve verá la luz la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que será un impulso para nuestras acciones en este desafío.

¿Cuál es el papel de las empresas en la lucha contra el cambio climático?

Se trata de un papel imprescindible. Y esto abre un abanico muy amplio de actuaciones, entre las que figuran, por ejemplo, elaborar estrategias y planes de actuación contra el cambio climático, midiendo la huella de carbono en todas las actividades y estableciendo metas; implantar sistemas de gestión ambiental; disminuir el uso de combustibles fósiles; formar a empleados, proveedores y grupos de interés en la lucha contra el cambio climático; fomentar la movilidad sostenible; crear alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la lucha contra el cambio climático…

¿Cuáles son los principales retos y urgencias a los que se enfrenta el entorno empresarial en los próximos años?

El cambio climático es una urgencia de todos y por supuesto también de las empresas. Uno de los retos principales será la medición y gestión del impacto para los próximos años. En el corto plazo, combatir el pesimismo ante el desarrollo sostenible y ser capaces de colaborar con eficacia.

¿Cómo ve el mundo de aquí a los próximos 20 años?

Si entre todos conseguimos trabajar por la consecución de los ODS, el mundo estará un poco mejor. Aunque no hayamos conseguido sus 169 metas, sin duda el progreso y la mejora se habrán dejado sentir, espero, de manera equitativa en todo el mundo.