julio 1, 2019

“Colaborar con Gastroescuela es otro punto diferenciador de Azotea Grupo”, Cristina Lasvignes, socia cofundadora de Azotea Grupo

Cristina Lasvignes

Socia cofundadora de Azotea Grupo, Cristina Lasvignes confiesa que cuando les llegó la propuesta de participar en Gastroescuela, el espacio de formación en hostelería del programa de empleabilidad de Coca-Cola GIRA Jóvenes, pensaron que no podía haber un programa más adecuado al compromiso social del grupo.

 

Lugares singulares donde celebrar la vida, ¿cómo hacéis especiales vuestros restaurantes?

Empezando por los propios espacios, si piensas en ellos, Azotea Círculo de Bellas Artes, NuBel en el Reina Sofía, Picalagartos… Todos son lugares singulares, en edificios emblemáticos con unas vistas espectaculares, y ya eso les da un primer punto de distinción respecto al resto de locales de hostelería de Madrid.

Luego hablamos de sitios donde celebrar la vida porque precisamente en estos espacios, por sus singularidades, también ocurren muchas más cosas. Son sitios donde por supuesto se va a disfrutar de buena gastronomía, pero también ocurren muchas más cosas. Celebramos eventos culturales, exposiciones, conciertos, charlas, catas de vino, coctelería, es decir todo tipo de experiencias. Hemos tenido ciclos donde podías ir a cenar a NuBel y además en el pase entraba una visita guiada al Reina Sofía o cenabas en el Azotea del Círculo mientras veías la exposición de PHotoEspaña.

Respecto a la parte social, nosotros desde el principio tenemos esa parte de colaboración con entidades y de compromiso social. Ahora, con Gastroescuela encantados, de seguir por esa línea.

¿Cuándo y cómo comenzó vuestra aventura?

Empezamos hace cinco años. Primero con dos terrazas que a día de hoy seguimos con ellas. Después llegó el gran sueño que era el Azotea del Círculo de Bellas Artes. Nos dijeron que estábamos totalmente locos, que era imposible, que eso nunca sería un restaurante y nunca lo íbamos a conseguir. Y la verdad es que no fue fácil. Pero lo conseguimos. Y sinceramente creo que somos uno de los principales culpables de que ahora mismo en Madrid la mayor moda sean las azoteas de nuestra ciudad. Yo creo que cuando abrimos, lo del cielo de Madrid no se había tocado todavía y que gracias a la Azotea del Círculo ahora mismo hay infinidad de azoteas en las que disfrutar en Madrid, incluidas las nuevas nuestras.

¿Por qué Azotea Grupo colabora con Gastroescuela?

Para nosotros la parte social de la empresa es importante, no solo para los socios sino también para el resto de empleados y personas que pertenecen a Azotea Grupo. Cuando nos llegó la propuesta de Gastroescuela pensamos que no podía haber nada más ad hoc a lo que nosotros queríamos hacer. Formamos a chavales que lo necesitan, les damos esa última parte de la formación que llevan ya con GIRA Jóvenes, les ofrecemos la oportunidad de trabajar con profesionales de nivel al lado. Sus tutores son metres, directores de sala, chefs… Tienen una gran experiencia y un gran currículum detrás. Y yo creo que para ellos eso es espectacular. Por eso estamos encantados de poder dar esta oportunidad.

¿Contribuye la colaboración con Gastroescuela a dar ese carácter especial a los restaurantes de Azotea Grupo?

Por supuesto, esto lo digo de una manera personal. Si yo voy a un lugar que me gusta porque me lo paso bien y además en esa empresa se está haciendo algo por la juventud de este país… No todos tenemos las mismas oportunidades. Nosotros lo vemos en muchos de esos chavales, ganas tienen pero no han tenido las mismas oportunidades que otros. Yo creo que colaborar con Gastroescuela es otro punto diferenciador de Azotea Grupo, tener a estos chicos que, además, muchas veces demuestran luego más que nadie.

¿La experiencia de Gastroescuela ha respondido a vuestras expectativas?

Sí, ya nos lo imaginábamos, porque este tipo de chicos suelen suplir la falta de experiencia con la actitud y las ganas. En cualquier trabajo pasa, por mucho conocimiento que tengas si no tienes una actitud buena ni ganas de trabajar y de darlo todo, de poco sirve. Y la verdad es que estos chicos contagian además al resto. Como dice uno de nuestros metres, a veces son ellos los que le recuerdan por qué empezó en la hostelería.

¿Qué aportan los jóvenes a los restaurantes?

Estos chicos aportan mucha ilusión, muchas ganas de trabajar. Se les ve además que sienten que se les da una oportunidad que no van a dejar pasar. Para los tutores también es una experiencia súper enriquecedora porque al final en el día a día estás trabajando pero no tienes la oportunidad de formar y con ellos puedes transmitir experiencia. Yo creo que, para los tutores, es una satisfacción personal muy grande ver que están ayudando a que estos chicos se formen y cambiar su futuro.

Recuerdo sobre todo los primeros chicos que participaron porque también para los tutores era su primera experiencia y toda una responsabilidad. Fue bonito ver cómo se unían entre ellos. El día de la presentación de Gastroescuela a los medios, los tutores estaban casi más nervioso que los chavales. Recuerdo especialmente a un chico, Jorge, que es tímido y a su tutor, Israel, que es maravilloso pero también muy tímido, y ese día se vinieron arriba y les vi muy orgullosos el uno del otro de lo bien que había salido todo.

¿Qué aprenden?

La hostelería es complicada, hay momentos de estrés, tienen que atender clientes todo tipo, los hay educados y los hay maleducados, exigentes… hay de todo. Y torear ese tipo de situaciones no siempre es fácil. Aparte de todo lo que obviamente están aprendiendo, yo creo que ese contacto con el cliente día a día y manejar situaciones a veces de estrés, complicadas, les va a hacer madurar.

¿Qué transmiten los tutores?

He preguntado a varios de ellos y en general están contentos, nos dicen que ven evolucionar a los chicos. Pero además les protegen, tampoco van a venir a contarme si han fallado en algo, ya se encargarán ellos de decirles lo que está mal, qué es lo que tienen que hacer y si hay algún momento en que les tienen que llamar la atención, se la llaman ellos, que para eso son sus responsables y sus jefes.

¿Cómo puede mejorar la empleabilidad de los chicos la experiencia en Azotea Grupo?

Puede mejorar muchísimo. Esto ha sido una primera una incursión en el mundo laboral, que creo que les abre la mira y les hace ver un futuro mucho más prometedor, pero también les tiene que servir para darse cuenta de que para seguir avanzando y evolucionando, es importante la formación en hostelería, que espero que muchos de ellos comiencen.

Etiquetado: