septiembre 2, 2019

Ahorro energético en las empresas hosteleras con equipos de frío de última generación

Ahorra energético en las empresas hosteleras gracias a los equipos de frío de última generación

La innovación en equipos de frío es una constante en Coca-Cola European Partners Iberia: “Los equipos de frío son un actor muy importante para Coca-Cola y para la hostelería. Renovar de manera sostenida estos equipos forma parte de nuestro compromiso con el sector. Además, innovamos constantemente en materia de sostenibilidad y ahorro energético. Los nuevos equipos de frío no solo son más atractivos, sino también más eficientes. Así ayudamos al cliente a aprovechar las ocasiones de consumo on the go y, a la vez, a reducir su consumo energético”, afirma Juan Luis de Miguel Hierro, Head of CDE Strategy en Coca-Cola European Partners Iberia.

Compromiso ambiental y eficiencia

La renovación de equipos de frío para optimizar su eficiencia energética va en línea con el compromisos de Coca-Cola European Partners con el medio ambiente: “En nuestro plan de sostenibilidad Avanzamos nos comprometemos a reducir a la mitad las emisiones directas de carbono para 2025, actuando sobre nuestras fábricas y distribución y también sobre los equipos de frío. Además, nos proponemos rebajar un 35% las emisiones de gases de efecto invernadero en toda nuestra cadena de valor”, explica la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, Carmen Gómez-Acebo.

El 100% de los nuevos equipos de frío de Coca-Cola European Partners Iberia dispone de dispositivos de eficiencia energética y totalmente libres de hidrofluorocarburos (HFC). Paralelamente, consolidar los proveedores de frío y sus niveles de servicio, ha permitido mejorar la eficiencia, con menos tiempo de respuesta y más días de servicio.

Ahorro energético en la hostelería

“En la actualidad, nuestros equipos de frío están totalmente libres de gases hidrofluorocarburos, cuentan con luces LED y un EMS, es decir, un sistema de gestión energético”, apunta Juan Luis de Miguel Hierro.

El EMS recoge datos de la actividad del equipo y así es capaz de adaptar el consumo energético a los horarios y rutinas del establecimiento: “Con el EMS, se registra cuando se abre la puerta, cuando pasa gente por delante…. Y, por ejemplo, si un establecimiento abre de diez de la mañana a diez de la noche, el equipo de frío adaptará el consumo energético durante la noche, y se asegurará de que el producto esté en perfectas condiciones para su consumo a las diez de la mañana”, explica.

Los clientes reciben asesoramiento sobre el uso de los equipos de frío: “Al instalar los equipos de frío, explicamos al cliente cómo usarlos correctamente y cómo optimizar el EMS. Mediante un uso adecuado de estos sistemas de gestión energética, conseguimos reducir el consumo energético hasta un 35%, lo que además de ser beneficioso para el planeta, también lo es para el bolsillo de nuestros clientes”, concluye.