junio 20, 2018

Vehículos guiados por láser: el futuro presente en nuestras plantas

vehículos guiados por láser en Coca-Cola European Partners Iberia

El transporte con robots ya es una realidad en las plantas de Coca-Cola European Partners Iberia, que cuenta con una flota de 43 vehículos guiados por láser (LGV) en España.

“Las LGV son vehículos guiados por láser que forman parte de la cadena de suministro, cubriendo las necesidades productivas de las plantas. Atienden el cien por cien de las necesidades de aprovisionamiento de materias primas y consumibles en las líneas de fabricación así como la retirada de producto, almacenamiento intermedio, preparación de cargas y posterior envío del producto al almacén automatizado”, explica Alejandro Serra, gerente de logística para el ámbito de Levante en Coca-Cola European Partners Iberia.

En el área de Levante se concentra la mayoría de vehículos guiados por láser de Coca-Cola European Partners Iberia. La planta de Galdakao (Bilbao) cuenta con 16 vehículos.

Innovación en la cadena de suministro

“Trabajamos bajo el modelo de industria 4.0 con la innovación como una constante en la cadena de suministro. Desde 2014, hemos llevado a cabo inversiones en el área industrial por valor de 302 millones de euros, con nuevas máquinas y líneas de fabricación, inversiones en almacenes y otras instalaciones auxiliares, etc. Estamos en pleno proceso de sustitución de las unidades más antiguas, que son del 2009. A finales de año finalizamos el reemplazo de todas esas unidades por vehículos nuevos”, afirma el gerente de logística para el ámbito de Levante.

Tal como explica, al ser una operativa completamente automatizada, los vehículos guiados por láser proporcionan mayor eficiencia, seguridad y sostenibilidad en las plantas de Coca-Cola European Partners Iberia: “Las LGV están integradas dentro de los sistemas de gestión de la planta, así que nos proporcionan información en tiempo real tanto de las carretillas y sus movimientos como de nuestros productos. Con las LGV evitamos el tránsito de personas en estas zonas, reduciendo de forma considerable la posibilidad de incidentes, y aseguramos la trazabilidad de nuestros productos y la optimización de movimientos y rutas dentro de los almacenes. Además, las LGV que utilizamos son carretillas eléctricas, más ecológicas que las carretillas de gas o de combustible.”

Para Alejandro Serra, los vehículos guiados por láser facilitan, asimismo, la calidad del producto: “Con el sistema de las LGV, todos los movimientos y transportes se hacen de una manera constante, sin frenazos ni cambios de dirección bruscos, de manera que se asegura la estabilidad de la carga.”

Eficiencia productiva con los vehículos guiados por láser

El responsable de logística en Levante describe cómo la automatización de los procesos mediante vehículos guiados por láser mejora la eficiencia productiva en la planta: “El sistema que gestiona las LGV concentra todas las necesidades y llamadas desde distintos puntos de las líneas de fabricación. Cuando el producto está finalizado, el sistema recibe la llamada de retirada de producto y la optimiza, a efectos de recorridos. Una vez la LVG ha retirado el producto de la línea de fabricación atiende la misión final de almacenar producto o de irse al muelle de carga automático.”

Al estar integrados con el resto de sistemas industriales, los vehículos guiados por láser permiten, además, optimizar las mesas de carga automática: “En función del peso máximo de la carga y del número de palés, se optimiza el mix perfecto de transporte y de esta manera podemos llegar a transportar hasta 24 toneladas con un total de 30 palés por camión”, explica Alejandro Serra. “Como parte final del proceso logístico automatizado disponemos de camiones adaptados con suelo móvil. Tras la carga preparada por las LGV, el tiempo de transición o de carga de camión del muelle automática al remolque se realiza en tres minutos”, concluye.

¿Quieres ver en movimiento los vehículos guiados por láser de la planta de Valencia de Coca-Cola European Partners?