febrero 28, 2018

La sostenibilidad, el reto empresarial compartido en la mesa redonda de Las Provincias



Ana Callol, Directora de Responsabilidad Social de Coca-Cola European Partners Iberia, ha participado en una mesa redonda organizada por el diario Las Provincias en Valencia para compartir el compromiso de la empresa con la sociedad y con el medio ambiente. Como compañeros de mesa contó con Pilar Blaya, directora de RSC y comunicación de la Fundación ValenciaPort, Fernando Ibáñez, presidente del Club de Empresas Responsables y Sostenibles, Josep Ochoa, director general de Responsabilitat Social i Foment de l’Autogovern de la GVA, y José V. Gascó, responsable de eventos en Las Provincias.

En los primeros compases de la charla se comentaron los fundamentos estratégicos de las empresas en materia de responsabilidad social corporativa. Para Ana Callol, la estrategia de RSC tiene que ir más allá de la producción y comercialización de bebidas y estar altamente comprometida con la sociedad y con la protección del medio ambiente. El principal objetivo de Coca-Cola European Partners Iberia es ser referente en sostenibilidad. Impulsando iniciativas en el ámbito económico, social y medioambiental se genera un impacto positivo y de negocio a lo largo de toda la cadena de valor. Así, en el mes de noviembre de 2017, CCEP presentó junto con The Coca-Cola Company (TCCC), su nueva estrategia conjunta de sostenibilidad para los mercados de Europa Occidental precisamente incidiendo en seis eslabones básicos de su cadena de valor: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministro.

La conversación prosiguió analizando los posibles retos u obstáculos a los que se pueden enfrentar las compañías a la hora de desplegar efectivamente su estrategia. Pilar Blaya calificó de fundamental el apoyo de las administraciones en materia de sostenibilidad, del gobierno corporativo de las empresas y el impulso de todas y cada una de las personas que estén desarrollando la actividad. En el caso de ValenciaPort- explicó- la RSC está en el adn de la organización y está impulsada desde la más alta dirección.

Ana Callol reconoció que las grandes empresas del sector de la alimentación y las bebidas están bajo constante y comprensible análisis público. Abogó por una total transparencia y responsabilidad en todas las operaciones de la compañía: “Nuestra estrategia de sostenibilidad incluye compromisos claros de transparencia”.

Esta responsabilidad social corporativa se integra en todos los departamentos del negocio y pasa a formar parte de la forma de ser y operar de la empresa, un punto en el que todos los participantes de la mesa estuvieron de acuerdo. Fernando Ibáñez precisó que la apuesta se está demostrando en los presupuestos: la RSC se percibe como una inversión y no como un gasto desde el momento que obtiene un retorno.

La RSC y el compromiso con el medio ambiente

Cuando la responsabilidad social trabaja en un ámbito como la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, la administración pública, insistió Josep Ochoa, debe ser la primera en fomentar las buenas prácticas, y las empresas deben seguir este ejemplo. Para el director general de Responsabilitat Social de la Generalitat de Valencia, esto se consigue con la promoción de proyectos de ley que incluyan cláusulas ambientales, con el favorecimiento de productos de comercio justo y productos autóctonos, y contemplando una serie de criterios para contratar en el sector público.

No se puede concebir un proyecto empresarial sin unos principios de sostenibilidad sólidos. Y Ana Callol repasó las prioridades de la compañía y algunos de los pilares de su estrategia medioambiental:

  • En gestión de envases y de cara a 2025, se pretende recuperar el 75% y asegurar que son 100% reciclables, que el 50% del material usado para los envases PET proviene de plástico reciclado y seguir utilizando la capacidad de llegada de las marcas de Coca-Cola para generar concienciación y cultura de reciclaje entre todos los grupos de interés.
  • Proteger la sostenibilidad de los recursos hídricos, reducir el agua utilizada en los procesos de fabricación en un 20% y devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en las bebidas son las medidas que forman parte del compromiso con el agua como recurso a preservar.
  • En cuanto a la protección del clima, los objetivos son continuar analizando la huella de carbono, la reducción de los consumos de energía un 30% (vs. 2010) y las emisiones de gases de efecto invernadero un 25% (vs. 2010) y seguir adaptándose con antelación a los efectos del cambio climático.
  • CCEP involucra a sus proveedores y cadena de suministro: se adquieren los ingredientes y materias primas de manera responsable asegurándose que el 100% provienen de recursos sostenibles.

Cuando la integración laboral también forma parte de la RSC

Finalizando ya el debate, se pusieron encima de la mesa temas como el de la diversidad, la igualdad de género y el apoyo a jóvenes y mujeres para su integración en el mundo laboral. Ana Callol reconoce que son componentes esenciales del éxito y el crecimiento de la política de responsabilidad social corporativa en Coca-Cola European Partners Iberia.

Internamente, se ha adquirido el compromiso de fomentar una cultura diversa e inclusiva en el negocio y trabajar para que las mujeres ocupen, al menos, el 40% de los puestos directivos de la empresa en 2025.

A nivel externo, también se aboga por la igualdad de oportunidades en todos los colectivos de la sociedad y CCEP va a seguir apostando por el desarrollo de programas que ayuden a la capacitación y mejora de empleabilidad de colectivos como jóvenes o mujeres en España a través de la plataforma GIRA que actualmente cuenta con GIRA Jóvenes y Gira Mujeres. Precisamente, Callol quiso despedirse con un guiño a Valencia donde acababa de presentarse por la mañana el Gira Mujeres: “Con GIRA Mujeres, queremos ofrecer nuestro apoyo a las mujeres valencianas para desarrollar un proyecto propio y facilitarles herramientas de formación en su área geográfica más cercana.”

Etiquetado: