febrero 29, 2016

INNOVACIÓN Y COMPROMISO EN LA PLANTA DE A CORUÑA DE COCA-COLA IBERIAN PARTNERS



Nació en 1961 y crece a buen ritmo: la planta de A Coruña de Coca-Cola, una de las 8 fábricas de refrescos de Coca-Cola Iberian Partners en la península, produjo el año pasado 160 millones de litros de bebida, un aumento del 21% respecto a 2013.

En temporada alta, la fábrica emplea a 190 personas, que han logrado incrementar la producción gracias a inversiones de más de tres millones de euros solo durante el año pasado, unas inversiones que se prevé replicar en 2016. La planta trabaja a tal velocidad que puede llenar en una hora más de 4 camiones de latas y botellas de refrescos.

¿Qué hay detrás de esas cifras? El compromiso de Coca-Cola Iberian Partners por la innovación y la empleabilidad, y un personal comprometido con los valores de la compañía, que participa solidariamente en acciones en defensa del medio ambiente, como las campañas de reforestación de los bosques de la zona. La planta embotelladora, además, colaboró en las tareas de recuperación del litoral tras el desastre del Prestige. Aportó materiales de recogida y, en colaboración con la Asociación Profesional del Sector Turístico da Costa da Morte, lanzó la botella conmemorativa de la participación del voluntariado en la limpieza de los vertidos.

Las botellas conmemorativas son una de las señas de identidad de la planta de A Coruña, la única de la península que realiza el embotellado de producto en botellas de aluminio. Recibe por ello encargos para promociones de países de todo el mundo. Son producciones cortas, con diseños exclusivos, prácticamente de coleccionista.

Inversiones en la planta en A Coruña de Coca-Cola Iberian Partners

La innovación acompaña a la solidaridad en A Coruña. De los más de tres millones de la inversión realizada en la planta, destaca la adaptación de la línea de vidrio para rellenar botellas de diferentes tamaños, de manera que la producción pasa a una línea más moderna y eficiente, con ventajas tanto operativas como en términos medio ambientales, por menores consumos de agua y electricidad.

Asimismo, se ha ganado efectividad en el transporte de botellas de PET (plástico) introduciendo en la línea de producción una instalación de fabricación de botellas de PET. Esto conlleva la reducción en un 90% del uso de camiones encargados de transportar la botella vacía desde donde se fabrica hasta la planta.

El último logro de la planta tiene que ver con el lanzamiento, el año pasado, de la nueva botella rellenable de Coca-Cola, inspirada en el diseño clásico Contour. El reto fue múltiple, por ser un cambio coordinado a nivel ibérico con todas las plantas y por suponer una nueva tecnología de etiquetado, pionera en refrescos. Reto saldado con éxito tanto comercial como industrialmente.

Comprometidos con el objetivo cero accidentes

Para el año 2016, están previstas inversiones similares a las del 2015 y de nuevo dirigidas a mejorar procesos y elevar resultados en aspectos de calidad, medio ambiente y seguridad laboral. La planta de A Coruña quiere hacer del puesto de trabajo un lugar absolutamente seguro. Los frutos de este compromiso comienzan a verse ahora: no solo se ha reducido el número de accidentes, en unos años en que se ha incrementado el personal, sino que, además, se ha producido un cambio real de actitud de todos los implicados, trabajando en el desarrollo de una cultura preventiva y comprometidos con el objetivo cero accidentes.

El esfuerzo de la fábrica de Coca-Cola Iberian Partners en A Coruña ha sido distinguido en diversas ocasiones. La planta recibió en 2013 el Sello de Excelencia 400+, el reconocimiento a una forma de hacer bien las cosas, una cultura de trabajo digna de premio.

Etiquetado: