junio 4, 2018

Las empresas que han hecho posible GIRA Mujeres

GIRA Mujeres: talleres de formación

Mejorar la empleabilidad de mujeres en dificultad social es el objetivo principal del programa GIRA Mujeres de Coca-Cola desarrollado por Cruz Roja. “La colaboración de las empresas de cada zona donde se desarrolla el programa es clave para cumplir este objetivo”, afirma Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja.

181 empresas colaboraron en la primera edición de GIRA Mujeres, desarrollada el año pasado bien ofreciendo oportunidades laborales para las mujeres del proyecto, bien contribuyendo a mejorar su empleabilidad.

El resultado fue que el 35% de las participantes en el itinerario de empleabilidad de GIRA Mujeres encontraron un empleo. “Detrás de estos resultados existe un importante trabajo personalizado por parte del personal técnico, una evolución personal muy positiva y una enorme capacidad de superación de las mujeres participantes”, explica Maika Sánchez.

Para Nuria Alonso, formadora de Cruz Roja en Tudela (Navarra), es clave la prospección económica de las poblaciones donde se desarrolla el programa GIRA Mujeres: “Los itinerarios personalizados se basan en tres acciones, la orientación, la formación y la intermediación con empresas. Tanto la formación como la intermediación parten de una prospección de mercado de la zona. En Tudela destacamos por el sector agroalimentario y el turístico. Por ello, desde la primera edición de GIRA Mujeres apostamos por una formación de capacitación de 150 horas para formar a mujeres como ayudante de cocina y camarera y como operarias en la industria agroalimentaria.”

“En la segunda edición”, anuncia, “seguimos apostando por la industria agroalimentaria dado que por resultados del pasado proyecto y de tendencias en cuanto a la contratación en la zona vemos que es uno de los sectores más punteros.”

Beatriz Díez Pérez, participante de GIRA Mujeres en Cartaya (Huelva), explica que percibió el esfuerzo por estudiar el tejido productivo de la zona para ofrecer opciones realistas de salidas profesionales: “En las sesiones grupales de orientación nos explicaron, entre otras cosas, cuáles eran los sectores de mi pueblo donde tenía más posibilidades de encontrar un empleo.”

¿Cómo se articula la colaboración de las empresas?

“Desde Cruz Roja realizamos un acompañamiento a la inserción a través de la búsqueda de ofertas de trabajo y la preselección de candidaturas. Las empresas son las que generan ofertas y ofrecen oportunidades laborales; por tanto, que nos tengan como fuente de reclutamiento es una de sus principales aportaciones”, explica Maika Sánchez.

La colaboración de las empresas en GIRA Mujeres se desarrolla, asimismo, en otros ámbitos, indica la responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja: “También colaboran mejorando la empleabilidad de las mujeres participantes, contrastando los contenidos formativos que se imparten en el proyecto para que se ajusten a sus necesidades y demandas, facilitando las visitas de las participantes a sus instalaciones para que conozcan in situ quiénes son y qué hacen, y participando en sesiones de orientación en las que explican las competencias profesionales y personales que buscan, las principales funciones y roles de cada puesto. Finalmente, acogen y tutorizan en sus empresas a las mujeres participantes en el programa a través de prácticas no laborales.”

La posibilidad de realizar prácticas es muy valorada por las participantes de GIRA Mujeres: “Lo que más me gustó del programa fue haber tenido la oportunidad de formar parte del curso de cajera, ya que, aparte de la parte teórica del curso, éste contaba con prácticas en un supermercado y tuve la oportunidad de ver cómo era un empleo en la vida real”, afirma Ksenia Irod, que participó en el programa en Sevilla.

“Cuando empecé las prácticas, estuve estupendamente y muy atendida. Aprendí a trabajar tanto sola como en equipo. Mis compañeros me ayudaron muchísimo, tanto en las prácticas como cuando empecé a formar parte de la plantilla”, explica María Mónica Lanz Brazal, participante de GIRA Mujeres en Cartaya (Huelva).

La responsable de recursos humanos de Carrefour en esa localidad, Elena Romero Conde, destaca lo positivo de la experiencia: “A través de Cruz Roja y del proyecto hemos realizado inserción 100 % de las colaboradoras pertenecientes al último programa para nuestra campaña de Navidad. Nos habéis puesto en contacto con usuarias de la localidad de Cartaya para alcanzar el objetivo común que es la inserción laboral. Nos ha venido muy bien la apertura del programa en Cartaya para que el Carrefour que se encuentra en esta localidad pueda contar con personas que pertenecen a la zona.”

Etiquetado: