septiembre 29, 2017

Empleados de Coca-Cola European Partners participan en la prueba ciclista Powerade Madrid Lisboa

Empleados de Coca Cola European Partners en la prueba ciclista Powerade Madrid Lisboa

La prueba ciclista Powerade Madrid Lisboa contó con la participación de seis empleados de Coca-Cola European Partners (CCEP).

Celebrada el pasado fin de semana, la Powerade Madrid Lisboa es una carrera con formato lineal non stop, sin paradas obligatorias. A esta prueba ciclista por relevos se enfrentaron los empleados de CCEP que, de día y de noche, tuvieron que pedalear por senderos y pistas con algún tramo de carretera hasta cubrir la distancia que separa Madrid de Lisboa: 774 kilómetros.

Antonio Agudo y Fernando Salamero, de Madrid, Nehemías Velasco y Carlos Parrilla, de Tenerife, y Alfonso Martínez y Juan Luis Leiva, de A Coruña y Barcelona, respectivamente, fueron los empleados de Coca-Cola European Partners que participaron en la Powerade Madrid Lisboa.

Durante la competición, se puso a prueba mucho más que su resistencia física: valores como el trabajo en equipo, el compañerismo y el afán de superación fueron claves para superar el reto. Su paso por la Powerade Madrid Lisboa se inscribe en el programa Ambassador, que tiene por objetivo desarrollar actividades enfocadas a que los empleados de CCEP puedan conocer las claves del negocio de primera mano y vivir los valores de la empresa mediante experiencias únicas.

Gracias a su esfuerzo, los empleados de CCEP pudieron formar parte de los 622 ciclistas de 208 equipos que lograron completar la Powerade Madrid Lisboa. El equipo CCEP terminó con un tiempo de 48 horas y 54 minutos. Tras acabar en los puestos 66 y 67 en su categoría (147 y 148 en la general), compartieron sus primeras impresiones sobre el desafío superado.

“Ha sido una experiencia inolvidable, para repetir. Espero que sigan apostando por el deporte y nos sigan dando estas oportunidades. Estoy muy agradecido porque fue muy bonito. Además, partíamos con desventaja porque era la primera vez que lo hacíamos y no conocíamos el terreno, pero lo luchamos y conseguimos bajar de las 49 horas. Un balance estupendo”, explicó Nehemías Velasco.

Antonio Agudo contó que “entre todos recorrimos más de 2.300 km y solo hubo un pinchazo”. Según él, “esta experiencia demuestra, una vez más, que con el trabajo en equipo se superan todos los límites”.

Fernando Salamero, que ya sabía lo que era participar en la Powerade Madrid-Lisboa, declaró: “Tras mi segunda participación en esta prueba, sigue siendo un sueño hecho realidad, un reto alcanzado y una experiencia inolvidable. No solo consiste en pedalear y estar preparado físicamente. La cabeza juega un papel muy importante en este tipo de competiciones y el apoyo de todo el equipo es indispensable para que todo vaya rodado, o pensar con rapidez en posibles cambios de estrategia.”