mayo 17, 2016

COCA-COLA PROMUEVE EL FÚTBOL BASE



Por cuarta temporada consecutiva, la Real Federación Española de Fútbol y Coca-Cola se han unido para que la Copa-Cola sea la Competición Oficial Cadete de la Real Federación Española de Fútbol, en la que participan jugadores nacidos entre el 1 de enero de 2000 y el 31 de diciembre de 2001.

Además, también por cuarta temporada consecutiva, se celebra la IV Copa Coca-Cola Femenina, considerada Fase Final del VII Campeonato Nacional de Selecciones Autonómicas femeninas sub-16.

Desarrollo de la Copa Coca-Cola 

La Copa cuenta con cuatro fases: Fase Regular de la Liga Autonómica, Fase Final Autonómica, Fase Nacional Intermedia y una Gran Fase Final Nacional. Desde septiembre del año pasado, unos 5.000 equipos y más de 100.000 jugadores entre los 14 y los 16 años han participado en la Fase Regular del campeonato.

En Madrid y la Comunidad Valenciana se jugaron las primeras finales autonómicas, el 30 de abril, seguidas de la final en Melilla, el 8 de mayo.

El pasado fin de semana se concentraron la mayoría de finales de ámbito autonómico. El 14 de mayo se disputaron las finales en las Federaciones del norte de la península (Asturias, Aragón, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Castilla-León), así como en Andalucía, Extremadura, Murcia y las Islas Baleares y Canarias. En Navarra se jugaron los partidos el domingo 15 de mayo, mientras que en Cataluña los encuentros se repartieron entre el sábado y el domingo.

El próximo fin de semana se celebran las últimas finales autonómicas, el 21 y 22 de mayo, en Castilla-La Mancha y Galicia, respectivamente.

Los 18 clubes campeones de todas las Federaciones Autonómicas, distribuidos por grupos de 3 equipos en 6 sedes, disputarán la Fase Nacional Intermedia, que se desarrollará entre los días 28 y 29 de mayo en las siguientes sedes: Cádiz, Roces (Asturias), Burgos, Santa Perpetua de la Mogoda (Barcelona), Madrid y Paterna (Valencia). Finalmente, los 6 campeones de los referidos grupos, serán los clasificados para disputar la Gran Final de la Copa Coca-Cola 2016.

Además, los jugadores no clasificados siguen jugando: las Federaciones Autonómicas y Coca-Cola forman selecciones por cada una de las Autonomías con jugadores cuyos equipos hayan disputado la Fase Final Autonómica pero no se hayan clasificado para la Fase Final Intermedia. Las Selecciones Autonómicas Cadete Coca-Cola disputarán la Fase Nacional Intermedia con el mismo formato de competición que los Clubes.

Son un total de 18 Selecciones que cuentan con su propio embajador gracias al acuerdo entre Copa Coca-Cola y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Esta figura es un ex jugador designado por la AFE, que acompañará a cada Selección durante la celebración de la Fase Intermedia Nacional y Fase Final Nacional, que se celebrará entre el 10 y el 12 de junio.

Los 6 Clubes y las 6 Selecciones Autonómicas Cadete Coca-Cola clasificadas disputarán la Gran Fase Final, en la que tratarán de proclamarse Campeones de la IV Edición de la Copa Coca-Cola.

En la anterior edición, el Real Zaragoza se hizo con la Copa tras vencer a la Selección Murciana en la Gran Final, disputada el pasado 14 de junio en las instalaciones de la Escuela de Fútbol de Mareo (Gijón-Asturias). Los chicos del conjunto maño habían vencido con anterioridad al Club Atlético de Madrid en la final de clubes mientras que el combinado murciano se había impuesto, en su respectiva final, a la Selección Andaluza Copa Coca-Cola.  Por su parte, las chicas de la Selección Madrileña se proclamaron campeonas de España tras vencer a la Catalana.

Escuela de valores

La Copa Coca-Cola se centra no sólo en el aspecto deportivo, sino que también aspira a contribuir de manera decisiva en la formación de los jóvenes. Es parte del compromiso social de Coca-Cola, que aspira a aportar valor a la sociedad desarrollando iniciativas como este campeonato y apoyando otros eventos y equipos deportivos.

Para premiar comportamientos ejemplares durante la Copa Coca-Cola, se incluye en la competición la Tarjeta Blanca Coca-Cola, como ejemplo de juego limpio para todos aquellos que forman parte del Campeonato. Además de la tarjeta roja y amarilla, los árbitros de la competición enseñan tarjetas blancas para valorar los comportamientos positivos que suceden dentro y fuera del terreno de juego. Al finalizar la temporada, la mejor acción será galardonada con el “Premio Tarjeta Blanca”.

De este modo, la Copa Coca-Cola sigue sirviendo como marco educativo para los miles de jóvenes que cada año disputan la competición, promoviendo valores como el compañerismo, la amistad, la deportividad y el juego limpio, así como el ejercicio físico y la vida saludable. Porque los goles en la Copa Coca-Cola se llaman valores.

Etiquetado: